La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

17 de julio de 2009

HUASCARÁN

Atardece en el campamento morrena y en las laderas del Huascarán

Huascarán norte

Pasando sobre restos recientes de avalanchas

Con el rabo entre las piernas, así bajamos del gigante de la cordillera. Estábamos muy bien aclimatados, con fuerzas, pero el Apu (dios) de la montaña nos mantuvo bien cerradas sus puertas.

Glaciar cubiero de nieve

La nieve caida la semana pasada, cuando estuvimos en el Chopicalqui, permanece virgen entre el campo 2 y la cumbre, la montaña no ha sido ascendida desde entonces por nadie. Algunos andinistas, con los que nos cruzamos en la subida, bajaban abatidos: la nieve por la cintura!!!!!. El riesgo de avalancha es muy alto.
Tan solo hay traza unos doscientos metros sobre el campo 2, y son unos mil metros de desnivel hasta la cumbre....sin comentarios.

Huascarán sur desde el campamento morrena

Cima del Huascarán norte desde el campo 2 (5800 m)

Aún así subimos hasta el c2 a 5800 metros, para dormir. Además de nosotros dos, hay un chico de Bilbao con su guía y dos alemanes. Uno de los alemanes va con esquís y por la tarde hace una incursión en las laderas nevadas, cuando baja nos comenta que cree hay opción, ¡claro con los esquis!

Campo 2

Por intentarlo nos levantamos a las12:00, ya la 1 de la madrugada estamos dentro de la carpa desayunados. Fuera el viento empieza a batir la carpa con fuerza, y decidimos que en esas condiciones mejor quedarse en la tienda, hace ya rato que sentimos como el vasco y el guía decidieron quedarse al calor de los sacos de dormir.....

Bajando

Ya de día vemos en la ladera como los alemanes, después de cinco horas, han ascendido unos 200 metros y tienen que retroceder hacia abajo porque han equivocado la ruta.....esperamos que lo consigan.......
Nosotros hemos recogido todo y muy temprano comenzamos un penoso descenso hasta Musho, con las mochilas cargadas, de 2700 metros de desnivel, para, ¿por fin?, llegar en colectivo hasta Huaraz.

Haciendo tiempo en la tienda

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...