La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

10 de julio de 2009

CHOPICALQUI

Cumbre del Chopicalqui (o Chopicaldo como le dice Raquel..)


Campamento morrena (4.800 m)

De nuevo en la Casa de Zarela, contemplando las despejadas cumbres del Huascarán y Chopicalqui, pues hace un día estupendo... En fin, esta vez nos hemos venido con las manos vacías, “no siempre el que la sigue la consigue”, aunque empeño hemos puesto.

Campamento alto (5.500 m)

Nos fuimos el lunes, de nuevo por la quebrada de Llanganuco, nos acompañaba un porteador, Gregorio, que hablaba más bien poco, digamos nada. Antes de salir de Huaraz, nos dio las instrucciones pertinentes el padre: tenéis que pagarle el pasaje de vuelta, se vuelve tal día... en fin, pasa en todas partes, bueno que me pierdo: subimos el lunes hasta el campo morrena (4.800 m), el cielo estaba bastante cubierto, cayeron 4 gotas, pero bueno, con el tiempo nunca se sabe. A la caída de la tarde en el campo morrena, se abrieron claros entre las nubes, y pudimos contemplar la cumbre que nos esperaba un día más tarde, el Chopicalqui (6.345 m), precioso con el tono anaranjado del atardecer.


Al fondo el grupo de los Huandoys

Al día siguiente subimos al C1 (5.500 m), el cielo seguía cubierto, pero por lo menos no llovía ni nevaba. Se me olvidaba, a la vez subían un grupo de italianos, que entre clientes, porteadores, guías, cocineros...sumaban 21, muy escandalosos, que estuvieron cantando en el campo morrena, pero que cuando llegaron al C1 no abrían el pico de lo cansados que estaban. También subieron un grupo de tres franceses, con guía, cocinero.... Al atardecer, al igual que el día anterior, también se abrieron algunos claros, dejándonos ver las aristas que subían al Huascarán Sur, con unas cornisas intransitables, precioso. A las 5.15 PM, ya estábamos empiltrados, pues pretendíamos levantarnos a las 11.30, para ir por delante de los escandalosos italianos. Bien, a las 8 PM empezó a nevar y no paró hasta por la mañana. Ante la cantidad de nieve acumulada y que el día prometía más de lo mismo, todos los grupos decidieron bajar. Nosotros decidimos esperar que el tiempo mejorara, total no teníamos prisa. Cuando se largó todo el mundo, decidimos subir un poco para ir abriendo huella, pues no quedaba ni rastro, después de la intensa nevada. Empezamos y la nieve nos llegaba por el gemelo, pero bueno íbamos a intentarlo, superado el primer sercac, se llegaba a un amplio plató con suaves pendiente, donde la nieve estaba muy profunda, íbamos despacio pues las grietas habían quedado bastante ocultas. De repente Nico da un paso, siento un pequeño temblor bajo mis pies, y vemos como se abre una fisura como de una placa de nieve, rápidamente dimos media vuelta y volvimos al C1, ante tal peligro decidimos bajar, pero al llegar al C1 empezó a nevar, y no paró hasta las 7 de la tarde. Pensábamos bajar el día siguiente, pero por si estaba el tiempo bueno pusimos el despertador a las 2 a.m. Estaba todo el cielo estrellado, decidimos intentarlo de nuevo. No quedaba ni rastro de la huella del día anterior, la nieve nos llegaba hasta la rodilla, dudábamos de llegar a la cumbre abriendo huella, pero con la noche tan estupenda, como no intentarlo...

Bajando del primer intento de abrir huella...

Bueno cuando llegamos al mismo plató del día anterior, fue poner un pié en el mismo, y toda la montaña tembló acompañado de un horrible “bruuuummmm”, nos quedamos un segundo petrificados hasta que nos dimos cuenta de que lo que había crujido era la placa de nieve que había bajo nuestros pies, me dijo Nico: CORRE.!!!.... y no paré hasta que llegamos de nuevo al C1. En la oscuridad no vimos claramente lo que había pasado, pero al bajar al campo morrena, horas mas tarde, vimos que toda la ladera había cedido, se veía una grieta enorme rodeando toda la placa de nieve y una pequeña avalancha a la derecha: “de la que nos hemos librado...UFF!!”


La línea blanca horizontal en el centro de la imagen es la placa de nieve.......

Huascarán norte desde el C1 del Chopicalqui

Por eso, creo que no estamos tan triste, como dice Nico: “tenemos que seguir con nuestra buena suerte, que nunca hemos tenido ningún accidente”.


En la bajada, volviendo a mirar la placa que se rompió.....

Bajamos, con nuestras pesadas mochilas, al campo morrena, luego al base, curva de la carretera, y como había paro general, que ayer era el último día, y no iba a pasar ningún colectivo, nos montamos en el primer camión que bajaba, “que viajecito”, casi dos horas en la caja del camión dando tumbos, nos llevó hasta Yungay, allí esperamos hasta las 6 PM que abrieran el paso en la carretera los piquetes,... acompañamos la espera con dos buenas cervezas cristal y un buen bistec con patatas. Por fin llegamos a Huaraz y después de la ducha nos fuimos directamente a la piltra,...había sido un día laaargo.

Chopicalqui

Como decía, que me voy por las ramas, que hoy está el día estupendo, y va a durar por lo menos 4 días, eso es lo que necesita la nieve para compactarse y permitirnos subir el Huascarán.

Al fondo las dos cumbres del Huascarán

Hoy desayunado hemos coincidido con un australiano que conocimos en el Cho Oyu, iba en el grupo de nuestro amigo italiano Ítalo, “si es que el mundo es un pañuelo”, otro vagabundo.........

1 comentario:

francesc dijo...

Ke tal pareja!!!
Vaya aventura en el chopi!!! Lo importante es que no os haya pasado nada!!! Veo que el tiempo no mejora, verdad?! Yo ya volvi a casa y hoy estoy currando! A ver si teneis suerte en el Huascarán!!!
Un fuerte abrazo!!! Recuerdos a Zare!
Cesc

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...