La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

27 de julio de 2009

YANAPACHA, PISCO Y OTROS....

Artensoraju, con negras nubes camino del Pisco

Nuestro periplo andino toca su fín. El tiempo este año en la Cordillera Blanca continúa inestable con bastantes periodos de mal tiempo. Por ello, los últimos días los hemos dedicado a subir nevados más bajos, para ver si una ventana de buen tiempo nos permitía intentar, de nuevo, el Chopicalqui.

Yanapacha

Decidimos irnos primero al Yanapacha, un bonito nevado de 5400 m, al fondo de la Quebrada Llanganuco. A pesar de que perdimos bastante tiempo en la madrugada buscando el camino de subida hasta el glaciar, conseguimos llegar a su cima, momentos antes de que las omnipresentes nubes nos ocultarán las vistas de la cordillera. Fueron entretenidas y disfrutonas unas bonitas rampas de unos 60º, durante los últimos 200 metros, sobre nieve dura y un par de grietas, que hacen muy recomendable su ascensión directa por la cara oeste.

Isa subiendo las rampas que llevan a la cima

cima del Yanapacha (detrás, entre las nubes, el Huascarán)

Nico en la cima

Bajamos directamente hasta Cebollapampa, que es algo así como el punto de partida para las montañas de esta zona y al día siguiente decidimos apostar por lo seguro, viendo la inestabilidad del tiempo, e irnos al Pisco (5700 m). Hace 12 años que lo subimos y nos gustaron, sobre todo sus vistas. Así que al otro día, con un arriero subimos al campo base del Pisco, para desde allí subir a su cima.

Hacia la cumbre del Pisco

cordada sobre seracs del Pisco

De madrugada, el cruce de la gran morrena que baja de los Huandoys resulta muy pesado; pero antes de que amaneciera, estábamos en el glaciar del Pisco poniendonos los crampones. Cuando comenzó a clarear grandes nubes negras adornaban el cielo y tapaban los grandes nevados: el Artensoraju, los Huascaranes, el Chopi. Para variar llegamos a la cima con poca visibilidad.

Huandoy sur

El hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra, para nosotros esa piedra tiene unos 6.400 metros de altitud y se llama Chopicalqui.
Por si no tuvimos bastante con la placa que se nos rompió hace días, hemos vuelto de nuevo para intentarlo. Cuando llegamos un amigo guía peruano acababa de bajar de la cima ¡está perfecto!. Estupendo, tiramos para el campo morrena (llovizna y hay nubes...), por la noche el cielo está estrellado, buen augurio, pero a las 5 de la mañana se cubre de negras nubes y comienza a nevar, son las 10 am y continúa nevando.....A las 11 bajan del campo alto dos amigos vascos que están en Casa de Zarela con nosotros y nos dicen que no hay manera, que lleva nevando desde las 2 y hay ya bastante nieve, incluso una pequeña avalancha ha barrido parte del camino........

Chopicalqui, llamándonos camino a la cima del Yanapacha

La decisión está clara, bajarnos a Huaraz. Definitivamente el apu del Chopicalqui nos ha cerrado sus puertas, o quizás quisiera que al llegar a Huaraz nos encontrásemos a otro vagabundo, nuestro amigo peruano Fer, amigo de otras montañas, Himalaya, Mc Kinley,
Quien sabe, de todos es conocido que los dioses son caprichosos....
En su capricho ayer barrienron la vida de un guía y su cliente en las laderas del Huascarán norte. Decididamente no es un buen año para grandes nevados en la Cordillera Blanca.

Grupo de los Huandoys

Huascarán norte y sur, desde Yanapacha

19 de julio de 2009

Campo 1 (5.400 m) y Campo 2 (5.900 m) del Huascarán



Campamento 2 de la ruta normal a los Nevados Huascaran (norte y sur).
(Plano recorriendo el collado entre ambos picos y Cordillera Negra al fondo, con la ventisca de fondo)




Impresiones en el campamento 1 del Huascarán

IMÁGENES DE UN DÍA DE MERCADO EN HUARAZ


Maniquíes

Vendedora

Algas

Quesos de Chiquián

Zapallo (calabaza)


Juguerías

Maíz

"Reparador" de calzados

17 de julio de 2009

HUASCARÁN

Atardece en el campamento morrena y en las laderas del Huascarán

Huascarán norte

Pasando sobre restos recientes de avalanchas

Con el rabo entre las piernas, así bajamos del gigante de la cordillera. Estábamos muy bien aclimatados, con fuerzas, pero el Apu (dios) de la montaña nos mantuvo bien cerradas sus puertas.

Glaciar cubiero de nieve

La nieve caida la semana pasada, cuando estuvimos en el Chopicalqui, permanece virgen entre el campo 2 y la cumbre, la montaña no ha sido ascendida desde entonces por nadie. Algunos andinistas, con los que nos cruzamos en la subida, bajaban abatidos: la nieve por la cintura!!!!!. El riesgo de avalancha es muy alto.
Tan solo hay traza unos doscientos metros sobre el campo 2, y son unos mil metros de desnivel hasta la cumbre....sin comentarios.

Huascarán sur desde el campamento morrena

Cima del Huascarán norte desde el campo 2 (5800 m)

Aún así subimos hasta el c2 a 5800 metros, para dormir. Además de nosotros dos, hay un chico de Bilbao con su guía y dos alemanes. Uno de los alemanes va con esquís y por la tarde hace una incursión en las laderas nevadas, cuando baja nos comenta que cree hay opción, ¡claro con los esquis!

Campo 2

Por intentarlo nos levantamos a las12:00, ya la 1 de la madrugada estamos dentro de la carpa desayunados. Fuera el viento empieza a batir la carpa con fuerza, y decidimos que en esas condiciones mejor quedarse en la tienda, hace ya rato que sentimos como el vasco y el guía decidieron quedarse al calor de los sacos de dormir.....

Bajando

Ya de día vemos en la ladera como los alemanes, después de cinco horas, han ascendido unos 200 metros y tienen que retroceder hacia abajo porque han equivocado la ruta.....esperamos que lo consigan.......
Nosotros hemos recogido todo y muy temprano comenzamos un penoso descenso hasta Musho, con las mochilas cargadas, de 2700 metros de desnivel, para, ¿por fin?, llegar en colectivo hasta Huaraz.

Haciendo tiempo en la tienda

10 de julio de 2009

CHOPICALQUI

Cumbre del Chopicalqui (o Chopicaldo como le dice Raquel..)


Campamento morrena (4.800 m)

De nuevo en la Casa de Zarela, contemplando las despejadas cumbres del Huascarán y Chopicalqui, pues hace un día estupendo... En fin, esta vez nos hemos venido con las manos vacías, “no siempre el que la sigue la consigue”, aunque empeño hemos puesto.

Campamento alto (5.500 m)

Nos fuimos el lunes, de nuevo por la quebrada de Llanganuco, nos acompañaba un porteador, Gregorio, que hablaba más bien poco, digamos nada. Antes de salir de Huaraz, nos dio las instrucciones pertinentes el padre: tenéis que pagarle el pasaje de vuelta, se vuelve tal día... en fin, pasa en todas partes, bueno que me pierdo: subimos el lunes hasta el campo morrena (4.800 m), el cielo estaba bastante cubierto, cayeron 4 gotas, pero bueno, con el tiempo nunca se sabe. A la caída de la tarde en el campo morrena, se abrieron claros entre las nubes, y pudimos contemplar la cumbre que nos esperaba un día más tarde, el Chopicalqui (6.345 m), precioso con el tono anaranjado del atardecer.


Al fondo el grupo de los Huandoys

Al día siguiente subimos al C1 (5.500 m), el cielo seguía cubierto, pero por lo menos no llovía ni nevaba. Se me olvidaba, a la vez subían un grupo de italianos, que entre clientes, porteadores, guías, cocineros...sumaban 21, muy escandalosos, que estuvieron cantando en el campo morrena, pero que cuando llegaron al C1 no abrían el pico de lo cansados que estaban. También subieron un grupo de tres franceses, con guía, cocinero.... Al atardecer, al igual que el día anterior, también se abrieron algunos claros, dejándonos ver las aristas que subían al Huascarán Sur, con unas cornisas intransitables, precioso. A las 5.15 PM, ya estábamos empiltrados, pues pretendíamos levantarnos a las 11.30, para ir por delante de los escandalosos italianos. Bien, a las 8 PM empezó a nevar y no paró hasta por la mañana. Ante la cantidad de nieve acumulada y que el día prometía más de lo mismo, todos los grupos decidieron bajar. Nosotros decidimos esperar que el tiempo mejorara, total no teníamos prisa. Cuando se largó todo el mundo, decidimos subir un poco para ir abriendo huella, pues no quedaba ni rastro, después de la intensa nevada. Empezamos y la nieve nos llegaba por el gemelo, pero bueno íbamos a intentarlo, superado el primer sercac, se llegaba a un amplio plató con suaves pendiente, donde la nieve estaba muy profunda, íbamos despacio pues las grietas habían quedado bastante ocultas. De repente Nico da un paso, siento un pequeño temblor bajo mis pies, y vemos como se abre una fisura como de una placa de nieve, rápidamente dimos media vuelta y volvimos al C1, ante tal peligro decidimos bajar, pero al llegar al C1 empezó a nevar, y no paró hasta las 7 de la tarde. Pensábamos bajar el día siguiente, pero por si estaba el tiempo bueno pusimos el despertador a las 2 a.m. Estaba todo el cielo estrellado, decidimos intentarlo de nuevo. No quedaba ni rastro de la huella del día anterior, la nieve nos llegaba hasta la rodilla, dudábamos de llegar a la cumbre abriendo huella, pero con la noche tan estupenda, como no intentarlo...

Bajando del primer intento de abrir huella...

Bueno cuando llegamos al mismo plató del día anterior, fue poner un pié en el mismo, y toda la montaña tembló acompañado de un horrible “bruuuummmm”, nos quedamos un segundo petrificados hasta que nos dimos cuenta de que lo que había crujido era la placa de nieve que había bajo nuestros pies, me dijo Nico: CORRE.!!!.... y no paré hasta que llegamos de nuevo al C1. En la oscuridad no vimos claramente lo que había pasado, pero al bajar al campo morrena, horas mas tarde, vimos que toda la ladera había cedido, se veía una grieta enorme rodeando toda la placa de nieve y una pequeña avalancha a la derecha: “de la que nos hemos librado...UFF!!”


La línea blanca horizontal en el centro de la imagen es la placa de nieve.......

Huascarán norte desde el C1 del Chopicalqui

Por eso, creo que no estamos tan triste, como dice Nico: “tenemos que seguir con nuestra buena suerte, que nunca hemos tenido ningún accidente”.


En la bajada, volviendo a mirar la placa que se rompió.....

Bajamos, con nuestras pesadas mochilas, al campo morrena, luego al base, curva de la carretera, y como había paro general, que ayer era el último día, y no iba a pasar ningún colectivo, nos montamos en el primer camión que bajaba, “que viajecito”, casi dos horas en la caja del camión dando tumbos, nos llevó hasta Yungay, allí esperamos hasta las 6 PM que abrieran el paso en la carretera los piquetes,... acompañamos la espera con dos buenas cervezas cristal y un buen bistec con patatas. Por fin llegamos a Huaraz y después de la ducha nos fuimos directamente a la piltra,...había sido un día laaargo.

Chopicalqui

Como decía, que me voy por las ramas, que hoy está el día estupendo, y va a durar por lo menos 4 días, eso es lo que necesita la nieve para compactarse y permitirnos subir el Huascarán.

Al fondo las dos cumbres del Huascarán

Hoy desayunado hemos coincidido con un australiano que conocimos en el Cho Oyu, iba en el grupo de nuestro amigo italiano Ítalo, “si es que el mundo es un pañuelo”, otro vagabundo.........

4 de julio de 2009

MUJERES Y SOMBREROS




Cuentan que el uso del sombrero, por parte de las mujeres andinas, tiene su origen en un excedente que hubo en Europa y se "colocó" en esta parte del mundo. Sea como fuera, no se les puede negar el toque de elegancia que aporta a las mujeres, como muestran estas fotografías tomadas hoy mientras paseábamos por el mercado de Huaraz realizando compras para nuestra próxima montaña, el Chopicalqui

un saludo a tod@s






DEJARME ALGO!!!!!

Empieza el mes de julio, mes de calores y sofocos en nuestra tierra, Extremadura. Estando en los Andes, con temperaturas más agradables ??, no puedo dejar de pensar en lo que me espera a la vuelta. Desde aquí un saludo a mis compañeros los Agentes del Medio Natural que andarán con la camisa pegada al cuerpo...
NICO

3 de julio de 2009

TOCLLARAJU, el que la sigue, la consigue..

Atardece en el campo 1, mientras el sol tiñe de rojo las laderas del Tocllaraju

Objetivo cumplido, el Tocllaraju, bonito nevado de 6.040 m, en la Quebrada Ishinca. Subimos hace dos días; para ello tuvimos que perseverar, ya que lo intentamos hace tres días pero cuando llegamos a la arista, un fuerte viento barría toda la parte alta de la montaña y hacía imposible la progresión. Además, todavía no había amanecido y la sensación térmica, añadida por el viento, era de un frío intenso. El fuerte viento arrastraba nieve y trozos de hielo de las zonas altas y los arrojaba sobre nosotros, por lo que desistimos y bajamos al campo 1 donde permanecimos todo el día dentro de la tienda, entre las embestidas del aire y el calor asfixiante cuando este se calmaba.

Ráfagas de viento en la parte alta

Esperando que el viento amaine, para intentarlo de nuevo al día siguiente...

Al día siguiente, madrugamos de nuevo y, con rapidez, nos situamos en el punto que abandonamos el día antes. Un puente de nieve que salvaba una gran grieta había cedido hace unos días y ahora era necesario escalar una sección de seracs para alcanzar las pendientes de la arista. A partir de aquí unas amplias lomas con zonas de más pendiente (60-65º) nos acercan hacia la cima. Gran parte de los seracs se han desprendido y grandes bloques de hielo jalonan la pendiente. La ruta es más complicada de lo que indican las reseñas (AD, AD+), y se hace necesario hacer un flanqueo expuesto con nieve de mala calidad por pendientes de 60º para subirnos a la estrecha arista cimera, que conduce al último resalte, unos 5-6 metros de expuesto serac con 80º, que te depositan prácticamente en la cima.

Ruta

Mala suerte, el tiempo ha cambiado y el cielo cubierto comienza practicamente a 5900 metros por lo que la cima se encuentra envuelta en nubes que no permiten disfrutar de las vistas. Pero hemos llegado!!.

CIMA



La bajada es delicada, poniendo mucha atención y teniendo que realizar 4-5 rápeles, uno de ellos volado, que poco a poco nos van devolviendo a la seguridad de las fáciles pendientes glaciares al pie del Tocllaraju.

De la cima hemos bajado directamente hasta el base en la pampa de la Quebrada Ishinca, tras recoger el campamento de altura,
Cansados, pero contentos.
Nos esperan unas cervecitas...a falta de comida que se nos ha terminado.

La bajada, al día siguiente es más relajada, con las mochilas a lomos de los burros.

Arriera

De vuelta a la civilización......

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...