La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

30 de agosto de 2010

Sierra de San Pedro -entre rejas-

En estos días, Ecologistas en Acción de Extremadura ha comenzado una campaña reivindicando la figura de Parque Nacional para la Sierra de San Pedro, entre otras cosas se alega la necesidad de regular la población de ungulados silvestres y evitar la proliferación de cierres que dividen y compartimentan la sierra....
Creo que estas imágenes ilustran su sentir...



Esta imagen la he tomado hoy, en una finca de la sierra, cuando he sorprendido a un macho mirando "al otro lado" a otros venados que berreaban en otra finca.
Este año la berrea ha comenzado muy temprano (fijaros en la cuerna recién estrenada, con restos de correas y el hueso aún blanco; más tarde con el roce de jaras y encinas se irá tornando más oscuro...)

3 comentarios:

Atanasio Fernández García dijo...

El año pasado fui por primera vez a hacer fotos de la berrea a una afamada finca de la Sierra de San Pedro y volví deprimido. Cuando ves el rebaño de ciervos tras el tractor mendigando la comida, encerrados entre vallas, te das cuenta de la realidad de una naturaleza artificial. Es sólo ganado criado para ser abatido. No sé si la solución es que sea declarado Parque Nacional...pero desde luego que el modelo de gestión que se ha propiciado es inaceptable.

Antonio dijo...

Yo confío ya tan poco en la Administración que ya no sé lo que será mejor, si la gestión pública o la privada.

Quizás la solución está en una convinación de ambas.

Juan Pablo Prieto dijo...

Todavía recuerdo cuando campábamos juntos sin vallas por toda la sierra escuchando la berrea en plena noche, ¡qué lejos quedan aquellos días en que descubrimos la naturaleza a lomos del seat 124! poco queda de aquella sierra salvaje donde aulló el lobo no hace tanto, otro parcelario más

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...