La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

23 de junio de 2009

DON MARINO


Don Marino vive en Llamac, un pueblo de los Andes; como dicen los que le conocen el jardin de su casa es la cordillera de Huayhuash. Tuvimos la suerte de que fuera el arriero de los animales que portaban nuestras cargas (6 burros) y que le acompañara su hijo Pablo haciendo las funciones de cocinero y guía.
Don Marino, hace la friolera de 30 años, en compañía de 4 compañeros de Llamac abrieron el que ahora es conocido como trekking del Huayhuash y, según nos cuenta, solo vive uno de aquellos arrieros. Recuerda las dificultades que tuvieron que pasar para encontrar los collados, entonces sin caminos ni veredas, que permitieran el conocido circuito, preguntando a los campesinos de las distintas quebradas y evitando los salteadores de caminos y ladrones de caballos. Historias en las que solo faltaba Clint Eastwood haciendo de justiciero pistolero, ellos ponían el resto...


Por las noches amenizaba las cena en la cocina, donde cenábamos todos juntos, con historias sobre sus encuentros con el puma en los caminos de Llamac mientras venía de Chiquián o estaba trabajando en la chacra.

Uno de los días de trekking, se nos hizo de noche mientras volvíamos con Pablo de hacer una larga variante del camino, caminaba el último y no podía dejar de acordarme de las historias de Don Marino y los pumas, volviendo la vista a la sombras de la noche y alumbrando con mi frontal a la noche con la esperanza de no ver dos ojos brillantes en la oscuridad o escuchar el silbido de su cola, que según él el gran gato realiza antes de atacar, "como el ruido del chicote (látigo) de los pastores cuando azuzan las ovejas".......
En fín, todo un lujo el poder disfrutar de su compañía en un marco natural impresionante.





Para contratar sus servicios:
www.casadelarriero-huayhuash.com/index.htm

1 comentario:

Oscar dijo...

Hola monstruo !!!!!, vaya envidia que me das, recuerda que me dejes tus ojos la próxima vez que nos veamos, que vaya fotos haces !!!! Te he añadido como blog amigo en el mío propio, para que la gente entre. Lo único positivo es que dentro de un mes, Salvi y yo también estaremos por esos parajes dando vueltas ( espero no marearme !!). En fin estamos "on-line". Oye lo de problemas informáticos suena a "Cho oyu ..." Un abrazo a todos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...