La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

12 de julio de 2015

Pequeño Alpamayo - Cordillera Real

Después del pequeño trekking por la Cordillera de Apolobamba, hemos descansado unos días en La Paz, bajo la atenta mirada del ya un viejo amigo -el Nevado Illimani (6.438 m)- curiosamente nuestro primer "seismil", hace ya 16 años!!

 Los contrastes te asaltan en cualquier rincón de esta capital andina.
En el suelo, una tradición milenaria: el "chaman" lee las hojas de coca a un cliente bajo un moderno "graffiti"

 Deambular por las calles del centro de La Paz, se convierte en nuestro pasatiempo, mientras una nevada inesperada nos obliga a alargar la estancia en la ciudad.

 Un típico rincón de La Paz: el mercado de las brujas.
En estos puestos -como la Chiflería Margarita- podréis encontrar desde los típicos fetos de llama, hasta el "afrodisiaco" polvo de lengua de perro, pasando por cualquier tipo de amuleto y hierbas...
¡Un sitio inevitable en La Paz!

Como en casa, paseando por la Calle Jaén.

 Después de la nevada...el pueblito de Tuni, donde cogemos las mulas para subir a los Condoriris. Al fondo el nevado Huayna Potosí.



 El grupo de los Condoriris, visto desde el cercano Cerro Austria (5.328 m) aclimatando..

En la cumbre del Austria.

 Visitantes en el campo base.



En compañía de unos amigos chilenos, las primeras luces, nos sorprenden, progresando por el glaciar, en las cercanías de la cumbre del Tarija, cumbre por la que hay que pasar antes de afrontar el Pequeño Alpamayo.


 Tras pasar por el Cerro Tarija y destreparlo por una zona de roca descompuesta, nos espera lo más espectácular del día: la travesía por la arista SW hasta el Pequeño Alpamayo (al fondo).
(La dificultad: AD, 45-50º, II)
Progesando por los collados, antes de cruzar la rimaya y afrontar la arista que tenemos enfrente..

 Llegando a la cumbre, con el Huayna Potosía, Illimani y Mururata..

¡¡Llegando!!




UFF!!
Descansando. Aunque la ruta no es muy difícil, la arista es aérea y presenta mucho hielo, por lo que hay que poner mucha atención. Sobre todo en la bajada.

 Optamos por rapelarla.



Regresamos a La Paz...contentos de haber subido el hermano pequeño del otro conocido nevado de la Cordillera blanca, que tuvimos la fortuna de ascender hace 3 años 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Nico, ya veo que estaís fresquitos, aquí de una ola de calor a otra, estamos pensando irnos a vivir al pantano.
Preciosas las fotos, seguid disfrutando.
Un beso, Petri

!!!No te olvides de mis pulseras!!!!

Nico Isa dijo...

Gracias Petri, te mandamos unas cuantas frigorías andinas.
Un abrazo y recuerdos a Miiguel.

Anónimo dijo...

Como decía vuestra amiga Petri, por si pasáis algo de frío por esos glaciares y cuestas nevadas, os envío un poco de "fuego manchego" para que os podáis calentar...
Os escribo con 40 grados al exterior y con los dedos deseosos de coger una cuerda, un piolet o algo semejante... aunque a falta de poder hacerlo, al menos, vuestras fotos refrescantes han servido para distraer un rato mi imaginación y transportarme a esos lugares tan bellos que estáis visitando.
Un fuerte abrazo.
David.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...