La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

2 de septiembre de 2013

Korzhenevskaya, Pamir: El asalto

....Una vez en el campo base, tendremos que esperar unos días a que la altura nos deje "respirar" tranquilos. No es muy sano que el helicóptero te deje directamente a 4.400 metros de altitud. Sobre todo nosotros que somos de Badajoz y que no hemos subido ninguna altura significativa antes de venir (¿Gredos no sirve?).

Pasaron más días de lo planificado antes de comenzar los porteos...Como os comentamos en la anterior entrada, las condiciones higiénicas del base eran penosas..había algún problema con el agua, con la limpieza de la cocina, con las letrinas que eran las mismas del año pasado (las mismas, con su mismo contenido..) o todo en su conjunto. El caso es que más de la mitad de los expedicionarios estábamos con una fuerte diarrea...

 tal se dejo el año pasado....





Panorámica (3 fotos) de la unión del glaciar Moskvina (en primer plano) con el glaciar Walter. Entre medias, la pequeña laguna y el campo base. El Moskvina se hace necesario atravesarlo cada vez que te diriges hacia el Korzhenevskaya.


Pináculos de hielo en el glaciar Moskvina.



Empezamos el asalto al estilo clásico en una gran montaña: aclimatando a la vez que porteamos material y montamos algún campo de altura. En un primer acercamiento, subimos dos tiendas y algo de comida al campo1 (5.100 m)


Vistas en el camino hacia el Campo 1


De camino al C1, hay que pasar por debajo de los seracs de este frente terminal del glaciar, de donde caen con frecuencia enormes bloques de roca. ¡Rápido y sin parar de mirar para arriba!


 Campo 1 (5.100 m)
(Detrás el glaciar y parte de la ruta que habrá que seguir en días sucesivos)



Después de descansar un par de días en el base, hacemos un segundo porteo, cargamos de nuevo las mochilas y subimos otra vez al campo 1, está vez con la intención de dormir y según nos encontremos subir más...





 Isa contenta de haber pasado bajo el glaciar, sin percances...


Panorámica (tres fotos) hacia el valle desde el C1.


Hemos dormido bien en el C1, así que, a la mañana siguiente, decidimos subir al C2 e ir viendo...



 Las pendientes del glaciar que hay tras el C1 se suben por la izquierda (pegando a la roca). Aunque nosotros la primera vez lo cogimos de frente, por el centro, pero las fuertes pendientes de hielo negro, durísimo, pronto nos hicieron ver que no era buena opción.

Hay algún trozo de cuerda fija, pero aún así será mejor asegurar alguna zona...

Otra trepada en roca, con viejas cuerdas fijas, antes de alcanzar un campo 1 avanzado a 5.300 m.

 Vistas del C1 avanzado (5.300 m)


A partir de aquí la ruta discurre plenamente por el glaciar



Aquí decidimos montar nuestro Campo 2 a 5.600 m de altura. Casualmente solamente había otra tienda, la de nuestros amigos navarros, que habían subido hasta el C3 a portear..


 Mikel y Txispi Bermejo, llegando al C2 después de un porteo al C3

Los dos junto a Chirios (Gorka) descansando en la puerta de la tienda.



Al día siguiente, depués de una noche aceptable, decidimos subir hasta el C3, y alcanzar así la altura de 6.100 m como parte de la aclimatación. En la foto se pueden ver nuestras tiendas en el C2.

 Primer tramo de cuerdas fijas entre el C2 y el C3
A enchufarse y "pa arriba"


 Puuff!!


 Campo 3, a 6.100, en la arista, antes de una sección de roca equipada con cuerdas que da acceso al campo 4 y a la parte superior de la montaña (pero eso ya formará parte del ataque...). Aquí hay un par de áreas para montar las tiendas, entre ambas creo que no caben más de 6 tiendas (aunque parezca que hay espacio para más detrás de las tiendas hay una cornisa). Al fondo, el Comunismo.



En la siguiente entrada: el ataque a cima, cumbre y el descenso que se convirtió en los más peligroso y penoso de la expedición








4 comentarios:

Carlos Gallego dijo...

Hace tiempo que no veía morrenas tan inestables... con hielos tan sucios... tremendo; no me extraña que os diera "cosa" pasar por allí.
Luego ya viene el blanco... la cosa tiene otro ambiente.
Quedo a la espera...
Un abrazo Isa y Nico.

Nico Isa dijo...

Realmente cuando llegamos la montaña estaba bastante "pelada", escasa de nieve, con bastante hielo...luego la cosa cambió, radicalmente. Al principio lamentamos no habernos llevado algún "pincho" más técnico que el piolet de travesía, luego añoramos las raquetas..ja,ja..esto es así, cambiante.
Un abrazo Carlos

ZielonaMila dijo...

Fantastic photos, amazing views:) Greetings

Nico Isa dijo...

Thanks for your comments..

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...