VISITAS

Kokodak. Historia de una no ascensión (I)

 No sabemos si os habrá ocurrido en alguna ocasión: intentar ascender una montaña, en la que has empleado mucho tiempo (..y dinero) no has conseguido subirla y, encima, te ha dado pocas posibilidades de hacerlo.
 Pues bien, cuando regresas a casa, de lo último que tienes ganas es de dar explicaciones. Solamente quieres pasar página...
Pero ya  han pasado casi dos meses y va siendo momento de mostraros algunas fotos de como fue la expedición al Kokodak.

¡Es lo mínimo que se merecen nuestros seguidores y amigos!

 
 Todo esto comienza en casa ¿no?. Hay que sacar todas esas cosas que tienes por ahí guardadas y que solo usas alguna vez al año.

Por fín...en coche a Madrid, escalas, horas sin dormir, maltrechos por los vuelos y las esperas.....
Ya estamos en Bishkek (de nuevo), capital de Kirgyzstan.

 Antes de ir a China, estuvimos aclimatando unos días en el sur de Kirgyzstan en un lugar marravilloso: Tash Rabat.


Montañas entorno a los cuatromil metros y durmiendo cerca de los tresmil...ideal para aclimatar y llegar al campo base de la montaña en magníficas condiciones.




En las proximidades se encuentra esta curiosa construcción. Enclavada en las proximidades de la Ruta de la Seda, algunos dicen que se trataba de un carabasar ligado a la ruta (una especie de pensión para las caravanas que recorrían la ruta). Aunque las excavaciones realizadas indican que se trataba de un monasterio. 
Mas info: Wikipedia
 
 Sea como fuera, se trata de una construcción peculiar, llena de pasillos y habitaciones alrededor de una gran sala central abovedada.







 Mujer uigur

 Nuestro campamento de yurtas en Tash Rabat.

 Aclimatando.

Llega el momento del traslado a China....

¡¡Esto son fronteras!! de las que ya nos hemos olvidado los europeos al viajar por tierra....una gran faja de terreno militar donde se suceden los controles y puestos fronterizos. La de arriba kirguís, la de abajo china.

 

 Kashgar, desde donde iremos a la montaña.
Todavía sigue por allí, esta estatua de Mao, la mayor del lider comunista que todavía hay en China...
Todo un recordatorio de quien manda, al movimiento independentista uigur..

Diez años después regresamos a Kashgar. Las cosas han cambiado, aunque en el fondo todo sigue igual. La población uigur separada de los han (colonos chinos) y muchísima presencia policial por las calles...


Callejuelas en el barrio uigur. Algunas de las que han quedado los chinos tras su "remodelación", o mas bien demolición, según ellos por miedo a los terremotos....














En la segunda parte de esta "no ascensión",
 os contaremos lo que se pudo hacer en la montaña....
































Comentarios

Teresa ha dicho que…
Solo por esos paisajes y fotografías merece la pena ir. Besos.

Vagabundos en Facebook

Entradas populares