La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

28 de mayo de 2014

Recordando Ladakh (I): Trekking del valle de Markha



Creo que debió ser en julio del 2004 (aún no habíamos dado el salto a la foto digital) cuando aterrizábamos en el aeropuerto de Leh (Ladakh, India). Recuerdo del vuelo, el bofetón de calor húmedo al llegar a Delhi,  y el papel pintado de cachemira que adornaba las paredes del avión de India Airlines que nos llevó a la lejana capital de Ladakh, Leh.....


Por fín estábamos en el "Pequeño Tibet" como también llaman a Ladakh, donde la influencia de la cultura tibetana se hace presente en cada rincón.


Aeropuerto de Leh.



Valle del Indo, en las cercanías de Leh.



 Donde cae esto....



Thiksey Gompa. El mayor monasterio budista (gompa) de Ladakh, situado a unos 20 kilómetros de Leh.


Vista de un barrio de Leh, desde el palacio de Leh que domina la ciudad..


Palacio de Leh.


El objetivo del viaje fue hacer el trekking del Valle de Markha
Leh se encuentra a 3.600 metros sobre el nivel del mar. Si llegas de Badajoz lo normal será que aclimates un poco. Así que, tras pasar algún día en Leh, buscando porteadores, comida, combustible y esas cosas que suelen ir implícitas cuando uno viaja por su cuenta, nos montamos en uno de esos estupendos coches indios para dirigirnos al comienzo del trekking.


Estación de autobuses en Leh.







Mapa con el recorrido del trekking.
(www.markhavalley.com)


Campamento durante el trekking




Pequeñas gompas que salpican el recorrido del trekking.








El calor es bastante fuerte durante las horas centrales del día. Bajo un paracaídas (el gobierno indio los facilitaba -antiguos paracaidas- para la construcción de tiendas de campaña, las "parachute tents") un improvisado puesto de refrescos.





¿Pero seguro que esto pertenece a la India?



En algún collado durante el trekking...


Paisaje árido, pero de una belleza sobrecogedora.


 Vivienda con la típica morfología y estructura del resto de la meseta tibetana.


Molino hidráulico en funcionamiento. 



 Budismo.


 Yak.


Maraña de senderos dejados por el ganado en su eterna búsqueda de alguna hierba en estos áridos terrenos...



Otra "parachute tent"



Monje llamando a la comunidad con un pequeño "gong".
La fotografía es en la famosa Gompa de Hemis, en las cercanías de donde finalizamos el trekking.





 En este caso, el monje, efectúa una llamada golpeando de forma rítmica la madera que lleva sobre el hombro.



Stupas en las cercanías de una gompa.


Próxima entrada: Recuerdos de Ladakh (II): Ascenso al Stok Khangri (6.153 m) y pequeño trekking por Manali (Himachal Pradesh)







25 de mayo de 2014

Va de bicis (II)

Kedougou, Senegal

Katmandú, Nepal


Senegal

 Gambia

Hanoi, Vietnam 

Halong, Vietnam

Vietnam 

 Son La, Vietnam




Hai Phong, Vietnam


Hanoi, Vietnam

23 de mayo de 2014

Va de bicis (I)

El medio de transporte por excelencia: ecológico, sostenible, barato, limpio, silencioso, saludable, sin problemas de aparcamiento, sin humos....y en la mayoría de fotografías que acompañan la entrada el único asequible.

Bardia, Nepal


 Senegal


 Backtapur, Nepal


 Bardia, Nepal

Salta, Argentina


 Katmandú, Nepal


Hanoi, Vietnam

18 de mayo de 2014

15 de mayo de 2014

Convento de Sao Paulo (Serra da Ossa, Portugal)

Hace un par de meses publicamos una entrada en el blog sobre un curioso dolmen en las cercanías de Redondo (Portugal)  Anta da Candereira.

En la misma Serra da Ossa, donde se sitúa el dolmen, y a poca distancia de él, se encuentra el Convento de Sao Paulo. Este antiguo convento estuvo durante muchos años abandonado, hasta que fue reconstruido y alberga un encantador hotel y es, en si mismo, un museo que puede ser visitado y posee una de las colecciones privadas de azulejos más grande de Portugal. Os dejamos unas fotos.




 Esta es la web del hotel-museo: Convento de Sao Pulo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...