La gente que nos soporta

VIAJES Y VIVENCIAS

Normalmente, eso es lo que solemos hacer cuando viajamos. Cambiar todos los planes que teníamos y terminar haciendo lo contrario de lo que ideamos en casa...acabar yendo de un lugar a otro, un tanto desorganizados, a "salto de mata", como vagabundos.

Pensamos que la mejor manera de acercarse a un nuevo lugar es sin planes, sin estudiados y detallados programas, dejando que el tiempo pase y que el nuevo lugar te muestre lo que desee él no lo que tu esperas encontrar.
Aquí encontrareis fotografías (sobre todo) de nuestros periplos, nuestras impresiones y un lugar de contacto cuando estemos vagabundeando......

28 de enero de 2011

Más bichos neozelandeses...

A pesar de ser un poco pesados...todavía nos quedan algunas fotos que queremos enseñaros de nuestro viaje (¡sólo han sido 1300 fotos!):

 
Faro en la costa de la Isla Sur


Pingüino de ojos amarillo (individuo inmaduro). Estos pinguinos regresan todas las tardes, al atardecer, a las zonas de cría después de haber nadado y pescado todo el día a varias decenas de kilómetros de la costa. Resulta sorprendente que "escalen" las laderas herbosas y llenas de matorral donde anidan, con esos andares...



Albatros, simplemente impresionante..

Bando de cormoranes aproximándose a los acantilados donde crían.

Pagaza defendiendo su zona de cría.

Para envidia de mis amigos los fotógrafos de fauna, todas las fotos son con focales medias (200 mm), je, je.

25 de enero de 2011

Monte Taranaki

El monte Taranaki es un volcán de 2518 metros de altitud, con la forma típica de cono volcánico,dominando el paisaje de parte de la isla norte de Nueva Zelanda. Actúa como un imán. Lo avistamos desde la cumbre de otro volcán, el Ngarahue, y después de regresar de la isla sur, no quedó más remedio que subirlo.
El Taranaki, según una leyenda maorí, pertenecía a una "tribu de volcanes". Según está leyenda, el volcán tuvo que huir hacia el oeste cuando lo pillaron con otro bello volcán, el Pihanga, que era la amante oficial del volcán Tongariro....todo un culebrón. El caso es que, desde entonces, Taranaki permanece aislado al oeste de la isla y oculta su rostro tras una nube de lágrimas (las nubes que encapotan su cima).
Sea como fuere se considera la montaña más escalada del país, como pudimos comprobar. Después de un día de fuertes lluvias (el preludio de las que han inundado parte de Australia) amaneció con un día estupendo y antes de amanecer nos fuimos para su cima.
Aquí os dejamos algunas de las fotos

 Vistas desde el cráter

Carretera de acceso al Parque Nacional, recorriendo los exhuberantes bosques que cubren las laderas del volcán.

Al fondo los volcanes del Parque Nacional de Tongariro: Rupaheu y Ngarague.

Vistas desde la cumbre, al fondo, el mar de Tasmania

10 de enero de 2011

Península de Kaikoura

Kaikoura es una pequeña población en la costa este de la isla sur de Nueva Zelanda, que ha pasado a convertirse en un destino de primer orden para observar fauna con facilidad. La proliferación de aves, delfines y cetáceos que existe en sus aguas se debe a las características de sus fondos marinos. Las orillas rápidamente se sumergen cientos de metros, haciendo que las corrientes frías procedentes del sur, y cargadas de plancton, afloren a la superficie, lo que se traduce en una abundancia de alimento que atrae a todos estos "bichos".


 Kaikoura y su península a vista de pájaro desde los 1600 m de una cercana montaña...




Una de las experiencias más inolvidables de este viaje ha sido el nadar entre los delfines de Dusky. Cientos de ellos se concentran en las aguas de la bahía, haciendo muestra de su conocida curiosidad cuando, con el traje de neopreno, te metes en las frías aguas y se acercan a observarte....nadar con estas criaturas alrededor es algo que dificilmente puede olvidarse




Para los amigos pajareros...


Reserva de Kaikoura

5 de enero de 2011

Monte Cook/Aoraki



Al final nos quedamos con las ganas, pero no pudo ser....
Desde que llegamos a Nueva Zelanda hasta que volvimos hizo un calor anormal para el principio del verano, la cota de helada en montaña ha rondado los 3200-3600 metros durante todo el tiempo, y eso no es bueno para escalar rutas glaciares. Cuando llegamos al parque nacional del Monte Aoraki (es como se llama el Cook en maorí) lo primero fue ir a preguntar a los colegas ranger...lo que nos contaron tiraron por tierra todos nuestros planes: no estaba subiendo nadie, los guías con clientes no estaban pasando del glaciar Linda, tal era el caos de grietas abiertas..

 Monte Footstool

De todas formas daban varios días de mal tiempo y para ver si cambiaba algo la situación nos fuimos a intentar subir una montaña junto al Sefton, el monte Footstool de 2764 m. Nos lo recomendaron los rangers para ir haciendo algo a la espera de ver que pasaba...




Para ya que nos fuimos a subir hasta un encantador vivac (Sefton Bivvy) en un contrafuerte junto al glaciar. La subida hasta allí al estilo neozelandés, es decir: búscate la vida porque no encontrarás hitos hasta las cercanías del refugio. Cuando llegamos por la tarde al refugio/vivac las vistas son magníficas y no hay nadie, tan solo los ruidos que se producen a cada rato por los desprendimientos de seracs.



Por la mañana empezamos a caminar sobre las 3-4 de la mañana y no hace nada de frío -mala señal-, practicamente vamos abriendo huella!!!.



grietas en el glaciar Eugenie..

Poco a poco vamos avanzando entre grietas y alcanzamos un collado que hay  que traspasar para bajar a otro glaciar (Eugenie Glaciar) desde donde se supone que ascenderemos hasta la arista cimera. En medio del glaciar una enorme grieta lo recorre de lado a lado, por más vueltas que le damos esto no hay quien lo cruce. Buscamos junto a la arista, pero la rimaya que se ha abierto es impresionante y además todo esta lleno de cascotes que caen de las paredes.No nos vamos a dar por vencidos, intentamos también alcanzar la arista para ver si se pudiera escalar hasta la cima, pero cuando conseguimos alcanzarla, la roca se desmenuza solo con mirarla.....está visto que las montañas neozelandesas no apareceran en nuestro currículum montañero.

 Con la vista puesta en el Cook, que aparece al fonde del valle, nos despedimos con pena de estas salvajes montañas


Ya abajo, en el pueblo,una ranger nos cuenta que hace tres semanas ella pasó por las grietas, pero por los pelos..... en 3 semanas con este calor ha dado tiempo a caerse todo.. por lo menos tenemos el consuelo de que lo hemos intentado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...